Rajoy ya tiene su mayoría

Y finalmente se pronosticaron las encuestas. El líder del Partido Popular ya es el presidente de los españoles con la mayoría absolutísima de 186 escaños, tres más de los que consiguió José María Aznar en el 2000, frente a los 110 del PSOE. A primera vista podemos afirmar que los populares tienen un voto fiel ya que de las Generales del 2008 a las de ahora sólo han aumentado medio millón de votos. En cambio, los socialistas han perdido cuatro millones de papeletas, de las cuales algunas se han quedado en el sofá y otras han dado hasta 11 diputados a Izquierda Unida. Una de las sorpresas de la noche fueron los siete escaños que ha conseguido la formación abertzale Amaiur que ha desbancado al PNV en Euskadi. Y en Catalunya ni CiU esperaba ser la fuerza más votada con 16 escaños, ni el PSC creía que iba a quedar por atrás con 14 representantes en la cámara baja.

La estrategia de mojarse lo más mínimo durante la campaña electoral le ha funcionado a Mariano Rajoy, ha sabido mantener la mayoría que le daban todas las encuestas. Por el contrario, Alfredo Pérez Rubalcaba no ha conseguido movilizar a su gente y de muy poco le ha servido intensificar los meetings y denunciar el programa oculto de los populares. El panorama político español está en manos de un PP fuerte que podrá hacer y deshacer a la merced de Angela Merkel; el PSOE ha sacado el peor resultado de su historia y, aún siendo el principal partido de la oposición, lo sitúa en un terreno de debilidad que puede acentuarse con el congreso que tendrá que celebrar para ratificar o no a sus líderes. La situación económica nacional e internacional requiere de una oposición fuerte porqué tendrá mucho que decir y decidir.

   

Convergencia i Unió, por su lado, ha conseguido romper con las estadísticas que la situaban como segunda fuerza en Catalunya. Algunas encuestas daban un empate técnico entre CiU, PSC y PP, sin duda unos datos muy lejos de lo que ha sucedido. Josep Antoni Duran i Lleida pasará a la historia de la federación nacionalista por haberle dado la primera victoria de unas Elecciones Generales en Catalunya. El resultado reafirma la política que está llevando a cabo el Govern de la Generalitat, que ha sacado a la calle a médicos y estudiantes en plena campaña por los recortes en sanidad y educación. Además, el discurso contra los recortes en el que ha basado la campaña el PSC no ha funcionado lo más mínimo, tendrán que replantearse el mensaje a partir de ahora.

Precisamente, la otra cara de la moneda está en la candidata de los socialistas catalanes, Carme Chacón, que no ha conseguido frenar la debacle de su partido. Esto puede cambiar su agenda porqué la sitúa en una mala posición de salida para la carrera hacia el liderazgo del PSC y del PSOE. Chacón como ministra del gobierno de Rodríguez Zapatero y miembro de la ejecutiva catalana ya no lo tiene todo de cara ni a su favor. Veremos como evoluciona el congreso que ha programado para este diciembre el Partido Socialista de Catalunya que tendrá que elegir el nuevo primer secretario.

2 Comentarios
  1. Barby 5 años

    Hola a todos. Estaba navegando en el internet por diversion y encontre tu paguna. Muy buena informacion. Gracias por compartirla.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 Carles Aparicio

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?